India

Ayer, al salir del Retiro, me quedé tomando una cerveza con mi amigo Simón, hablando sobre lo divino y lo humano. Gracias a él, clarifiqué mis ideas y sentimientos. Con  charlar sentados en un banco, la luz se hizo en mi mente.

Todo ha cambiado, y todo sigue siendo igual. Ha cambiado la percepción, el punto de vista.  

Lo que no tengo es tiempo, mañana puedo morir, ahora puede ser mi último instante. En un mundo de incertidumbre lo único cierto es la muerte. En un mes tengo tres semanas de vacaciones, pensaba en malgastarlas. Pero Simón me corrigió fraternalmente. No perderé mi tiempo en tonterías, ya lo he perdido en demasía.

Tres semanas para viajar, tres semanas para conocer, tres semanas para visitar Agra, Vanarasi, Bodhgaya, Dharamsala.

Quizás no regresemos, sería lo mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s