Las tres preguntas de Do Neng.

Cuentan que cuando Bodhidharma fue de la India a China, pasó tres años retirado, meditando en la montaña.

Tras bajar, decidió asentarse en el bosque de los fresnos, cerca de Shing Huang Khum.

Allí tomó un discípulo, Do Neng, al que le permitió hacerle una pregunta cada mes.

Do Neng aprovechó su primera oportunidad.

-Maestro ¿qué es antes, el día o la noche?

-Los árboles no te dejan ver el bosque-, dijo serenamente Bodhidharma.

Pasado un mes, Do Neng volvió a preguntar.

Fuente: foto propia.

Fuente: foto propia.

-Maestro  ¿Qué encontraré tras mi muerte?

-Saltas sin piernas-, dijo serenamente Bodhidharma.

Ya habían pasado dos meses, Do Neng empezaba a pensar que perdía el tiempo, y que su maestro estaba loco. Pero aún así, pregunto otra vez.

-Maestro cuentan que en Creta son todos unos mentirosos pero creen que dice la verdad,  ¿Es eso cierto?

-Cabeza de ratón y cola de león-, dijo serenamente Bodhidharma.

Era el tercer mes, Do Neng pedía la esperanza de alcanzar la Iluminación y llegar a la verdad. Pero se atrevió de nuevo.

-Maestro, ¿Cómo puedo superar mis sufrimientos?

-Realiza solo acciones  positivas y evita las acciones negativas, practica las Seis Perfecciones, y deja de preguntar.

Así comenzó la instrucción de Do Neng…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s