Los días de deseo…

 

 

Puerta en el Harem. Palacio de Topkapi.  Estambul. Fuente: Álvar Camero.

Puerta en el Harem. Palacio de Topkapi. Estambul. Fuente: Álvar Camero.

Rápidos como el agua del río o como el viento del desierto,

nuestros días huyen.

Hay dos días, sin embargo, que me dejan indiferente:

el que se fue ayer y el que llegará mañana.

Omar Khayyâm

No puede haber dominio de sí en ausencia de deseo;

cuando no hay adversario, ¿de qué te sirve el coraje?

Escucha, no te castres a ti mismo, no te hagas monje:

la castidad depende de la existencia de la lujuria.

Rûmî

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s