Paralizados.

 

Unos se adhieren.

 

 

Otros lo critican.

 

 

Pero la mayoría no quiere que cambie, están demasiado cómodos en su sofá, viendo el partido o la teleserie.

Sus miedos le ganaron, hace tiempo, la partida.

 

 

Y el sistema se perpetúa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s