Ira

Ira. Los siete pecados capitales. El bosco.
Fuente: http://www.lasalle.es

-¿Cuando le ocurre, nota que  un fuego impuro que le consume las entrañas, rápidamente se extiende al corazón, de ahí abrasa la garganta y le quema la cabeza?

– Así es.

-¿Lo primero que nota, es una chispa, una pequeña llama que anida en su barriga?

-Sí.

-Le empiezan a surgir pensamientos de odio, deseos de hacer daño, de destruir, de ser cruel. Nota como las tripas se le contraen.

-Exacto.

-¿Después empieza a sentir temblores, el fuego impuro se ha extendido a su corazón, y siente grandemente ese odio? ¿Suda? ¿Se le elevan las pulsaciones? ¿Comienza a temblar?

– Más o menos es de ese modo.

– ¿Una vez pasa por su garganta  ya no se puede controlar? ¿Empiezan los gritos, los chillidos, los insultos y las discusiones? ¿Las ganas de hacer daño con la palabra?

-Aunque suene mal,  eso es justamente lo que me ocurre.

-¿Y finalmente se le nubla la razón, le duele la cabeza, es capaz de dañar a quién tenga delante o de destrozar objetos? ¿Y pierde el control de su cuerpo en ese ansia de lastimar al otro?

-Eso me ha pasado alguna vez.

-¿Para acabar exhausto, avergonzado de su comportamiento, teniendo que pedir perdón por cosas que no quería decir o hacer?

– La verdad es que sí.

– Lo siento, no hay medicinas para esta enfermedad. Lo que le puedo recomendar es la práctica de la paciencia. Y regalarle un consejo, es más fácil apagar una chispa que un incendio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s