Acedia

Pereza. Los siete pecados capitales. El Bosco.
Fuente: http://www.lasalle.es

Sé que lo tengo que hacer, pero mejor mañana o, quizás, pasado mañana, tal vez, nunca.

Es tan cómodo mi sofá, tan confortable el calor de las mantas, tan reconfortante el sentimiento de inmovilidad física y mental mientras ves la tele que es como volver al vientre materno.

Para qué hacer nada, todo sale siempre mal. El actuar no conduce más que a la decepción: uno espera algo, hace cosas con ese fin, para finalmente no conseguir nada, únicamente haber perdido el tiempo y frustrarse.

El mundo es un lugar de dolor e incomprensión, pero el sofá es tan agradable, amable y tierno.

Sí, sé que tengo responsabilidades, tareas que cumplir; y a veces me remuerde la conciencia por no hacerlas. Que lo haga otro, que lo hagan los demás. Yo prefiero mi sofá.  El mundo seguirá girando da igual si hago o deshago.

Para qué esforzase tanto, pasar tanta penuria, si acabaremos todos en el mismo hoyo.  Para qué estresarse, correr, ir de un lado al otro, en cien años todos calvos.

Me dicen que soy un vago, realmente lo creen, quizás yo sea más inteligente que ellos.

Estas digresiones suponen demasiado trabajo, cambiaré de canal, seguro que me distraigo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s