Temperantia

Alegoría de la Templanza

Alegoría de la Templanza.Piero del Pollaiuolo
Fuente: http://www.painting-palace.com/

Judith fue brutalmente asesinada y violada con dieciocho años. Su asesino dio muestras de arrepentimiento, pidió perdón desde la cárcel.

 Tendencias psicóticas, potenciadas por un cóctel de drogas y alcohol, unidas a otra serie de causas, llevaron a este trágico fin. Lástima que sean otros los pagadores de sus demencias, y no su propia carne.

El hecho transcendió y llegó a los medios de comunicación.

La noticia causó un gran pesar, mucho sensacionalismo barato, y demasiadas opiniones de los “expertos”.

Pasado el dolor y la conmoción, los padres  tenían dos caminos: entregarse a un resentimiento sin fin, o,  no.

Su madre, entrevistada por la televisión, destrozada  pero serena, declaró: amé a mi hija con todo mi corazón, desearía que estuviese con nosotros , ese hombre nos la arrebató, pero le perdono; el odio y la venganza no nos la traerán de vuelta, únicamente nos amargarán lo que nos quede de  vida, pudrirán nuestros sentimientos y enturbiaran nuestros pensamientos. Somos católicos, la clave de nuestra Fe es el perdón.

Esta fue una segunda noticia, causó un gran revuelo, mucho sensacionalismo barato, y demasiadas opiniones de los “expertos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s