Cuento Chino II

File:BodhidharmaYoshitoshi1887.jpg

Bodhidarma meditando. Fuente: wikipedia.

Cuentan que esta conversación tuvo lugar allá en la China, hace siglos, entre el gran maestro Bodhidharma y uno de sus discípulos.

-En esta vida solo hay dos caminos.

-¿Cuáles son, venerable maestro?

-El camino del mundo y el de la sabiduría.

-¿Son distintos?

-Sí. No. Sí y no, y ni sí ni no.

-¿Cómo son cada uno de ellos?

-El camino del mundo es tener sed y tratar de beber de un pozo seco. Buscar la felicidad donde no la hay: en el dinero, en la fama, en el poder, en las ocho actitudes mundanas[1].  Es tratar de volver salada el agua de río con una cuchara de sal.

-¿Y el camino de la sabiduría?

– Las formas son vacías, el vacío es la forma. El resto te lo dirá tu práctica.

-¿Me lo puede explicar mejor?

-Libre de actitudes mundanas, el aspirante sube por la montaña de sus defectos, luchando contra la lluvia de sus pasiones y defectos, con paciencia y confianza, asciende, aprendiendo, fortaleciéndose, renunciando a la pesada mochila de lo negativo, bebe de su propia fuente, llega a la cumbre para vislumbrar que aún ha de seguir ascendiendo.


[1] Esperanza de ganancia y temor a la pérdida;  esperanza de placer y temor al dolor; esperanza de fama y temor a la deshonra; búsqueda del alago y temor a la crítica.

Anuncios

3 pensamientos en “Cuento Chino II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s