Comenzar por el principio

Así es.

La Gran Vía

1467272_549254828492930_841537995_nTodas las formas de la crueldad y la explotación son manifestaciones patentes del apego egoísta, y refuerzan nuestras creencias erradas de la dualidad del yo y el otro.

La negligencia respecto a la vida de otros seres sensibles obstaculiza el desarrollo espiritual, ya que se fundamenta en la creencia de que somos más importantes, y nuestras vidas son más valiosas que las de nuestros ‘enemigos’ humanos y los animales no-humanos.

Sencillamente, NO es posible alcanzar la iluminación perfecta mientras continuamos explotando y matando otros seres sensibles (humanos y no-humanos) para nuestro placer o conveniencia.

Como practicantes del Dharma, debemos corregir nuestros lapsos al observar y proclamar  el Primer Precepto —Proteger la vida— incluido nuestro bochornoso silencio sobre las guerras, el aborto, la pena de muerte, las desigualdades económicas extremas (que resultan directa e indirectamente en incontables muertes debido a la malnutrición, la enfermedad, la violencia doméstica, y el…

Ver la entrada original 57 palabras más

Anuncios

2 pensamientos en “Comenzar por el principio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s