Sobre las palabras

Fuente imagen: rosadelaire.blogspot.com

Las palabras.

Con ellas nos comunicamos y trasmitimos lo que deseamos decir. Universos enteros de sentidos, significados encerrados en un grafismo o en un sonido.

Hay que cuidar las palabras, el verbo, con el mismo mimo que el jardinero se encarga de sus rosales, viéndolos crecer, amándolos, podándolos, dándoles forma, admirando sus pétalos y sus espinas. Fertilizando la tierra donde nacen, proporcionándoles el sol y la humedad adecuada.

Uno de los problemas de hoy en día, es que para muchos, los vocablos no significan nada: ¿Cómo puedo decir te quiero sin que suene cursi? ¿Cómo decir maravilloso sin parecer un anuncio de detergente?

Si lo analizas bien, los actos comunicativos, el uso del lenguaje, es un poder que tiene el ser humano como tantos otros, un don.  De entre todas las especies conocidas, salvando los delfines que al parecer también poseen un cierto lenguaje, somos la única especie bajo el Sol que habla.

Hay que cuidar nuestra lengua como tantas otras cosas de nuestra vida: si eliges cada mañana la ropa que te pones, por tu imagen personal, ¿Por qué no haces lo mismo con los sonidos que salen de tu boca? Si mantienes limpia tu casa, ¿No haces lo mismo con tus diatribas? Si te formas en amplios conocimientos técnicos de tu profesión ¿Acaso no lo haces con el idioma que usas?

Sin duda, hay actitudes que merman nuestra capacidad de comunicación, el mal uso de la misma conlleva una pérdida enorme. De otro lado, el buen manejo, hace que nuestro verbo adquiera sentido y que los demás nos escuchen cuando hablamos.

¿Qué clase de cosas son esas, os preguntaréis, curiosos, que hacen que el lenguaje de uno pierda?

El hablar sin sentido.

Los chismorreos, rumores y demás formas de perder el tiempo.

El criticar.

El usar las palabras para dividir a los demás.

El juzgar constantemente a los demás.

EL mentir.

El no mantener la palabra dada.

El insultar.

El usar palabras duras, afiladas como cuchillos, para dañar a los demás.

El confundir a los demás.

El cinismo y la hipocresía.

El alabar interesadamente.

El repetir lo que otros dicen, sin haber reflexionado sobre ello.

Ser siempre negativo, pesimista, en tus comunicaciones.

En definitiva, lo que todos sabemos.

Anuncios

10 pensamientos en “Sobre las palabras

  1. Hola buenos días gracias por tu visita, a mi blog.
    Hay dos cosas que nunca vuelven atrás, las palabras dichas y la flecha lanzada.
    Hermoso post y cierto muy cierto
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s