Las hamburguesas

Un cuento corto.

Nómadas.

Me prometieron el ascenso, tengo que conseguirlo.

Llevo ya cinco años trabajando para esta Corporación, entré con veintidós  cuando me licencié en economía y genética.  Estoy a cargo del departamento de exportación, llevemos carne para hamburguesas a cada rincón del mundo.

Una media de doce horas al día le dedico a esto; soy voluntarioso y tengo una involucración plena en mi empresa. De hecho, casi todos los días como nuestras hamburguesas, que por cierto, tienen muy buen sabor.

Trabajo en la planta doce, la penúltima del edificio, pero cuando me den mi ascenso, subiré a la cúspide, a la planta trece.

Dicen que allí, donde están todos los directivos y consultores, hay grandes despachos blancos, cada uno muy equipado con todo lo que te imagines: home cinema, videoconsolas, varios sofás, servicio de comidas; y hasta te ponen un chofer en tu coche de empresa.

Eso se dice, porque realmente, nadie…

Ver la entrada original 206 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s