Ocho versos para entrenar la mente

Este texto es más valioso que el oro o la plata.

La Gran Vía

langriPensando que todos los seres conscientes

son más preciosos que una joya de los deseos

para alcanzar la meta suprema,

siempre les preciaré.

En toda compañía,

me consideraré el más insignificante,

y en lo profundo de mi corazón

valoraré a todos grandemente.

En cada acto, observaré mi mente,

y al surgir las emociones destructivas,

las confrontaré con fuerza y las evitaré,

ya que pueden dañarnos a todos.

Cuando vea personas malhumoradas,

o aquellas abrumadas por actos negativos y pesares,

les apreciaré como algo maravilloso,

tal como un tesoro inestimable.

Cuando algunos, por envidia,

me ataquen o humillen,

aceptaré la derrota

y otorgaré a ellos la victoria.

Aún cuando alguien que he ayudado,

o en quien deposito grandes esperanzas,

me maltrata injustamente,

le reconoceré como un verdadero maestro espiritual.

En resumen, directa o indirectamente,

ofreceré auxilio y felicidad a todas mis madres,

y en secreto aceptaré

todos sus males y sufrimiento.

Ver la entrada original 44 palabras más

Anuncios

Un pensamiento en “Ocho versos para entrenar la mente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s