Prejuicios

Los prejuicios limitan, cierran, crean barreras y cercas a tu conocimiento.

Sin ningún tipo de base,  juzgamos algo desconocido como bueno o malo, ¿Qué sabemos realmente? ¿Qué conocemos? ¿Leímos, estudiamos el tema? ¿Opinamos como tontos? ¿No sería mejor callar y escuchar?

Quizás nos llegó algo de oídas, un tercero nos contó algo de sobre cuarto.

O creemos a ciencia cierta nuestras propias percepciones.

Nos decimos: jamás leeré un libro de marxismo, jodidos comunistas; nunca tendré trato con un católico, estúpido; la economía es para los tontos; la filosofía es demasiado complicada; para finalmente quedarnos en el sofá (como siempre) con varias cervezas entre las manos, y la cabeza tan vacía como antes.

No hay nada que me enriquezca más que escuchar a los que tienen opiniones y saberes distintos a los míos.

Analiza tus prejuicios, no seas como el burro con anteojeras que solo ve la zanahoria justo delante de él.

De todo se aprende,  de todos se aprende, con todo se aprende, con todos se aprende.

Un prejuicio es un perjuicio.

Anuncios

23 pensamientos en “Prejuicios

  1. Hola Llevas toda la razón con tu post sin duda alguna un prejuicio es un perjuicio, me lo aplico a mí misma, nunca me he dejado llevar por las opiniones ajenas, pero hay quien se divierte con ello!!
    Que tengas un feliz día

  2. Realmente así es la mayoría de las personas que me he encontrado son así, chismosas criticando lo que hacen el resto y haciendo burla de cualquier cosa..yo con humildad me callo porque ante tanta tontería prefiero seguir con mi mundo interior y escuchar lo que realmente veo que me hace feliz y sentir bien, me quedo con la gente de sonrisa auténtica por dentro y por fuera.

    GRACIAS Alvar, muy bueno tu escrito!!! Para reflexionarlo una y mil veces.

  3. Muy bueno, no hay nada mejor que escuchar y aprender, incluso de aquellos que tienen opiniones o creencias opuestas a las nuestras. La única manera de tener un conocimiento real de algo, es saber todas las versiones!

  4. Un prejuicio es una crítica que se realiza sin tener los suficientes elementos previos para fundamentarla, por desgracia siempre existirá, los humanos somos así, hasta que nos topamos con nuestra propio reflejo.
    No debemos juzgar, ni cuestionar a nadie por lo que haga o piense, porque no sabemos nada del otro,de todo y todos debemos aprender.

    Quiero aprovechar para saludarte, como tambien a todos@ que compartimos el blog de Dominicas Alcalá.
    Vicenta Lerma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s