Los tres tiempos

 

Pasado, presente y futuro; los tres tiempos.

El otro día leía en el facebook de Costanza Miriano un comentario que le hizo su hijo: mamá solo el presente pertenece a Dios, el pasado y el futuro al diablo.

¿Qué quería decir con esto?

Solo del momento presente tenemos constancia real, es el único que existe para nosotros. Es el único que podemos ver, controlar;  es donde todas nuestras acciones y decisiones ocurren.

Sé que existo aquí y ahora.

El pasado es un mero recuerdo, lleno de una gran maraña de subjetividades, emociones y percepciones que hacen que no sea del todo real, es casi como una especie de sueño.

Todos tenemos un pasado, una historia personal, pero en ocasiones, lo usamos para engrandecernos soberbiamente o para  torturarnos, también de un modo soberbio.

Vemos épocas doradas donde jamás las hubo, añoramos cosas que nunca pasaron, nos enredamos en nuestra imaginación de los hechos que creímos haber vivido.

Solo un recuerdo ( del latín re-cordis, volver a pasar por el corazón).

En cuanto al futuro, no existe, es el constante por-venir. Hacia el proyectamos nuestros miedos, inseguridades, ansiedades, nuestras ganas de controlarlo y planificarlo todo.  Nos frutramos poniendo condiciones a la vida: si pasara esto sería feliz, si consiguiera aquello estaría mejor, etc. Después cuando lo consigues sigues tan infeliz como antes, y si no lo consigues piensas que la vida es injusta, que la causa de tu sufrimiento es no haberlo conseguido. Un juego donde siempre pierdes.

Cuando el futuro llega, es presente, que realmente es el único tiempo que conocemos.

Solo los niños y los borrachos dicen la verdad.

En este caso fue un niño.

Anuncios

13 pensamientos en “Los tres tiempos

  1. HOLA ALVAR! En todo lo que expones estoy de acuerdo pero también es verdad que recordando el pasado pudieron existir vivencias buenas y en el futuro también se pueden conseguir sueños, aún así entiendo tu idea que sólo nos centremos en el presente porque al final es lo que tenemos y además puede suceder cómo cuentas.

    UN ABRAZO!!

  2. Una reflexión llena de lucidez. No es habitual encontrar a un escritor que busca continuamente el sentido original de las palabras, para alejarse lo menos posible de la verdad.
    Imagino que esta verdad es la que hace al ser humano sufrir por la
    fugacidad del presente. También la única que nos haría a todos más honestos con las decisiones que tomamos en cada momento.

  3. Me reflejo en parte de tus pensamientos, en la parte del pasado, y en un presente oscuro, que ni siquiera mira al futuro… Prefiere no saber… Quizá se llame miedo, o simplemente falta de curiosidad. Sea como sea para reflexionar nos has dejado. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s