La historia de los tres hermanos

Cuenta la leyenda que hubo un Rey que tuvo tres hijos. Este Rey era fuera de lo común, alguien extraordinario, todo sabiduría, belleza, bondad y justicia.

El primero de sus hijos era de nariz prominente, muy inteligente. El segundo era  manso, amable y entregado. El tercero era de piel morena, amante de las buenas historias, y buen hermano de sus hermanos.

Cuando cada uno de ellos creció, como su Padre conocía bien sus corazones y capacidades, les dio una heredad distinta,  les explicó la historia de su familia de un modo diferente para que lo pudiesen comprender, les transmitió su toda sabiduría también adaptada a cada cual.

Pasó el tiempo, pasaron las generaciones, los hijos de los hijos de los hijos de estos tres hermanos a veces se enfrentaron entre sí, otras se ayudaron mutuamente. Pero con el paso del tiempo fueron olvidando que todos tenían el mismo Padre, que todos eran hermanos.

Así me lo contaron y así te lo cuento, querido lector, para que ni tú ni yo olvidemos.

 

Anuncios

13 pensamientos en “La historia de los tres hermanos

  1. “Una vez cada cien años, Jesús de Nazaret se encuentra con Jesús el de los cristianos en un jardín entre las colinas de Líbano. Y conversan largamente; y cada vez, Jesús de Nazaret se despide de Jesús el de los cristianos, diciendo : Amigo mío, temo que nunca, nunca lleguemos a un entendimiento”. Me lo contó Gibrán. Gracias, un saludo familiar.

    • No comprendo muy bien la historia, si se refiere a que hay un Jesús de los cristianos y un otro Jesús, permíteme diferir de ese planteamiento. O si la cuentas que los cristianos han inventado, a otro Jesús distinto. Permíteme también decirte que no creo eso.
      En fin, no sé si ese es el sentido de tu comentario.
      Un cordial saludo.

  2. ¡Genial! Hace unos días un artista que me gusta mucho, musulmán, publicó una foto suya en facebook con una camiseta en la que aparecían los tres símbolos y la palabra “coexist”. Lamentablemente fue muy criticado e insultado. Qué pena que el ser humano sea tan corto de miras… Estoy echando un vistazo al blog y me gusta mucho. No lo conocía, te sigo 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s