Relatos de un peregrino ruso

Fuente imagen: laverdadnoshacelibres.wordpress.com

Que el método principal, el único, y  uno muy fácil de alcanzar la meta de la salvación y de la perfección espiritual es la  frecuencia y la ininterrupción de la oración, por débil que sea. Alma cristiana, si no encuentras en ti misma la fuerza de adorar a Dios en espíritu y en verdad, si tu corazón  no siente aún el calor y la dulce satisfacción de la oración interior, entonces aporta al sacrificio de la oración lo que puedas, lo que esté dentro de las posibilidades de tu  voluntad, lo que esté en tu poder.

Familiariza, ante todo, al humilde instrumento de tus  labios con la invocación piadosa, frecuente y persistente. Que ellos invoquen el poderoso Nombre de Jesucristo a menudo y sin interrupción. No es un gran esfuerzo, y  está dentro de las posibilidades de todo el mundo. Esto es, también, lo que ordena el  precepto del Santo Apóstol: Por Él ofrezcamos de continuo a Dios sacrificio de  alabanza, esto es, el fruto de los labios que bendicen Su Nombre.

Relatos de un peregrino ruso.  (Puedes descargar el libro haciendo click aquí).

Anuncios

3 pensamientos en “Relatos de un peregrino ruso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s