Agua envenenada

 

Escribo para que el agua envenenada pueda beberse. Chantal Maillard.

 

Bebes veneno, bebes de tu propia fuente.

Del manantial de agua clara, quedó el pozo, en el pozo veneno.

El problema, dices, es que hay que beber; y beberás.

Es el deseo, la naturaleza humana; siempre miedosa ante el mañana, siempre llevando el llanto del ayer, oscilando en el tic-tac del tiempo. Siempre con sed.

Escribe, entonces, des-cribe. Que el boli sea el bisturí: busca, bombea y biseca.

Escribe.

 

Fuente imagen: diariohoy.net

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s