Espejo

Fuente imagen: empatizando.com

 

Miradas y reflejos;  re-flexión, especulación, espejo.

El yo no se puede definir por sí mismo, sólo en relación a los demás,  circundante anillo de fuego.

Yo siendo yo, porque tú estás siendo tú. (Reflexión, flexión  del pensamiento ).

Estamos todos unidos, somos la mismidad. (En todos ser, todos en mí).

Especular frente a los reflejos.

Los otros son mi bruñido espejo.

Mirada a sus virtudes y defectos; ciego sería si no fueren los que yo ya llevo.

Llevó a ti,  te;

somos Uno los dos.

Paz

 

Paz para el padre, paz con la madre, paz en el hermano, paz son los hijos.

Desea siempre la paz, y la paz obtendrás.

Paz andando, paz en la comida, paz en el descanso.

Desea siempre la paz, y el amor vendrá a ti.

Paz para todos, odio para ninguno.

Desea siempre la paz, y conocerás la verdad.

El agua adopta el color de su recipiente

Fuente Imagen:www.123rf.com

Si quien profesa una creencia cualquiera comprendiera el significado del dicho ‘el agua adopta el color de su recipiente’, admitiría entonces la validez de todas las creencias y reconocería la Verdad en toda forma y en todo objeto de fe.

Ibn Arabi, Fusûs al-hikam

Es Él quien se muestra en cada faz, a quien se busca en cada señal, a quien todos los ojos contemplan, a quien se rinde culto en toda adoración y a quien se procura en lo visible y lo invisible. Ni una sola de sus criaturas puede dejar de encontrarlo en su naturaleza original.

Ibn Arabial-Futûhât al-makkiyya (Las iluminaciones de La Meca)

Sobre el neoespiritualismo o la nueva era

En primer lugar, conviene destacar que en eso no se trata de un conjunto homogéneo, sino de algo que toma una multitud de formas diversas, aunque todo eso presenta siempre bastantes caracteres comunes como para poder ser reunido legítimamente bajo una misma denominación; ¡pero lo que es más curioso, es que todos los agrupamientos, escuelas y «movimientos» de este género están constantemente en concurrencia e incluso en lucha abierta los unos con los otros, hasta tal punto que sería difícil encontrar en otra parte, a menos que no sea entre los «partidos» políticos, odios más violentos que los que existen entre sus adherentes respectivos, mientras que, por otra parte, por una singular ironía, todas esas gentes tienen la manía de predicar la «fraternidad» a propósito de todo, y fuera de propósito también! En eso hay algo verdaderamente «caótico», que puede dar, incluso a algunos observadores superficiales, la impresión del desorden llevado al extremo; y, de hecho, eso es efectivamente un indicio de que ese «neoespiritualismo» representa una etapa bastante avanzada ya en la vía de la disolución.

Por otra parte, el «neoespiritualismo», a pesar de la aversión de que da testimonio con respecto al materialismo, se le parece no obstante por más de un lado, de suerte que se ha podido emplear bastante justamente, a este propósito, la expresión de «materialismo transpuesto», es decir, en suma, entendido más allá de los límites del mundo corporal; lo que lo muestra muy claramente, son esas representaciones groseras del mundo sutil y supuestamente «espiritual» a las que ya hemos hecho alusión más atrás, y que apenas están hechas de otra cosa que de imágenes tomadas al dominio corporal. Este mismo «neoespiritualismo» se encuentra también en las etapas anteriores de la desviación moderna, de una manera más efectiva, en lo que se puede llamar su lado «cientificista»; eso también, ya lo hemos señalado al hablar de la influencia ejercida sobre sus diversas escuelas por la «mitología» científica del momento en el que han tomado nacimiento; y hay lugar a notar también muy especialmente el papel considerable que desempeñan en sus concepciones, de una manera completamente general y sin ninguna excepción, las ideas «progresistas» y «evolucionistas», que son en efecto una de las marcas más típicas de la mentalidad moderna, y que bastarían así, por sí solas, para caracterizar a esas concepciones como uno de los productos más incontestables de esta mentalidad. Agregamos que las mismas de esas escuelas que afectan darse un aire «arcaico» utilizando a su manera algunos fragmentos de ideas tradicionales incomprendidas o deformadas, o disfrazando según necesidad algunas ideas modernas bajo un vocabulario tomado a alguna forma tradicional oriental u occidental (cosas que, dicho sea de pasada, están todas en contradicción formal con su creencia en el «progreso» y en la «evolución») están preocupadas constantemente en poner de acuerdo esas ideas antiguas o pretendidas tales con las teorías de la ciencia moderna; por lo demás, un trabajo tal hay que rehacerlo sin cesar a medida que esas teorías cambian, pero es menester decir que aquellos que se libran a él tienen su tarea simplificada por el hecho de que para ello se quedan casi siempre en lo que se puede encontrar en las obras de «vulgarización».

(Extrato de El reino de la cantidad y los signos de los tiempos, René Guenón)

Vocación y profesión II

Pintura románica. Fuente imagen: romanicoaragones.com

“‘Una civilización tradicional presupone una correspondencia de la naturaleza más íntima del hombre con su vocación particular’ (ver René Guénon, «La Iniciación y los oficios»).

La ruptura traumática de esta armonía envenena las fuentes mismas de la vida y crea innumerables desajustes y sufrimientos. El representante de la «civilización» no puede comprender esto, debido a que la idea misma de vocación ha perdido su significado y ha devenido para él una «superstición»; puesto que él mismo es un tipo de esclavo económico, el hombre «civilizado» puede ser puesto, o ponerse a sí mismo, en cualquier tipo de trabajo que la ventaja material parezca exigir o que la ambición social sugiera, con un total menosprecio de su carácter individual, y no puede comprender que robar a un hombre su vocación hereditaria es arrebatarle precisamente su «modo de vida» de una manera mucho más profunda que en un sentido meramente económico.”

Ananda K. Coomaraswamy, “La mentalidad primitiva”.

( Gracias a la gentileza de J.J.PRZYBYLSKI  http://greatunspoken.wordpress.com/)

Interview with Frithjof Schuon ( Entrevista con Frithjof Schuon)

I. Spirituality

Question : You have written more than twenty books on religion and spirituality. Your first book has the title The Transcendent Unity of Religions. May I ask you how one should understand this unity?

Frithjof Schuon: Our starting point is the acknowledgment of the fact that there are diverse religions which exclude each other. This could mean that one religion is right and that all the others are false; it could mean also that all are false. In reality, it means that all are right, not in their dogmatic exclusivism, but in their unanimous inner signification, which coincides with pure metaphysics, or in other terms, with the philosophia perennis.

Q. : How can we know that this metaphysical meaning is the truth?

F.S.: The metaphysical perspective is based on intellectual intuition, which by its very nature is infallible because it is a vision by the pure intellect, whereas profane philosophy operates only with reason, hence with logical assumptions and conclusions.

Q. : This being so, what is the basis of religion?

F.S.: The religious, dogmatic or theological perspective is based on revelation; its main purpose is, not to explain the nature of things or the universal principles, but to save man from sin and damnation, and also, to establish a realistic social equilibrium.

Q. : If we have religion, which saves us, why do we also need metaphysics?

F.S.: It is because metaphysics satisfies the needs of intellectually gifted men. Metaphysical truth concerns not only our thinking, but it penetrates also our whole being; therefore it is far above philosophy in the ordinary sense of the word.

Q. : On the spiritual level, what does every human being need?

F.S.: Three things: truth, spiritual practice, morals. Pure and unveiled truth coincides with metaphysics; the religious dogmas are symbols of metaphysical truths; the deep understanding of religious symbolism is esoterism. Pure metaphysics is hidden in every religion.

Q. : And what about spiritual practice?

F.S.: Spiritual practice is essentially prayer. There are three forms of prayer: first, canonical prayer, for instance the Lord’s prayer; second, personal prayer, whose best model is given by the Psalms; third, the contemplative prayer of the heart; this is mystical spirituality, which requires certain conditions. The story of the “Russian Pilgrim” offers an image of it; also Hindu texts about japa-yoga, methodical invocation.

Q. : And what about morals?

F.S.: This is, after truth and spiritual practice, the third dimension of spiritual life. On the one hand, morals mean a reasonable, healthy and generous behavior; on the other hand, it means beauty of the soul, hence intrinsic nobility. Without this quality, doctrine and spiritual practice would be fruitless.

Q. : You mentioned before intellectual intuition. Doesn’t every man possess this faculty?

F.S.: Yes and no. In principle, every man is capable of intellection, for the simple reason that man is man; but in fact, intellectual intuition — the “eye of the heart” — is hidden under a sheet of ice, so to speak, because of the degeneration of the human species. So we may say that pure intellection is a gift and not a generally human faculty.

Q. : Is it possible to develop this higher intuition?

F.S.: There is no need to develop it. Man can be saved by faith alone. But it is evident that a very pious or contemplative person has more intuition than a worldly person.

( Extraído de: http://www.frithjof-schuon.com/interview.htm)

Así como es arriba

Rosetón. Catedral de León. Foto: propia.

Catedral de León. Detalle.
Foto: propia.

-Así como es arriba es abajo. Así como es el interior, es el exterior; así como es el exterior es el interior. Lo Eterno se manifiesta en lo mutable-  Dijo el anciano serenamente.

-Maestro, me hablas en acertijos. No entiendo nada- El joven, miraba al anciano con cara de extrañeza.

-Mira tu antebrazo. Tienes un bosque y un desierto. Deja que esta gota de agua caiga por la parte donde tienes bello, ¿Ves como se queda atrapada? Ahora deja que fluya por la parte donde no lo tienes, ¿Ves como cae como si fuera un terreno desierto? Así como es el interior es el exterior.

-Poco me lo aclara, sabio eremita- respondió el joven con el brazo mojado.

-Como son los movimientos de las orbitas celestes, las estrellas y los planetas; tú tienes su correspondencia en tu cuerpo. Las venas son los ríos, la tierra tus huesos, el viento tus pulmones, el calor el motor, las estrellas tu espíritu. Así como es arriba es abajo.

-Más liado estoy aún-el joven miraba perplejo, perdido, a los claros ojos del anciano.

-El mundo, los fenómenos, las personas;  son símbolos, partes,  de la realidad oculta, que tras el velo de las apariencias, es fuente y principio, eterna y final, madre de todas las posibilidades,   más allá del tiempo y el espacio está presente en todo tiempo y lugar. Lo Eterno se manifiesta en mutable.

-Ahora sí que no me entero de nada. Mejor será que me dedique a tareas sencillas, a labrar la tierra, antes que a esas filosofías sublimes e incompresibles-con un resoplido se dio por vencido.

-Incluso en esas tareas sencillas, en labrar la tierra, en ver como germinan las semillas, crece el trigo y la espiga; está todo el universo contenido-el anciano no perdía la paciencia, ni tenía prisa, ni se dejaba derrotar tan fácilmente.

-Lo que digas maestro- Ya le dejaba por imposible.

-Haz lo que debas, joven discípulo, pero recuerda que Jonás, huyendo de su destino, acabó en la panza de una ballena.

El joven clavó la vista en el anciano, que sonreía, después bajo la vista, pensó: igual tiene razón.