No-Dios

Resultado de imagen de no dios

La estructura espiritual del hombre es tal, que el absoluto es para él un lugar donde debe ineludiblemente colocar algo, sea que lo haga solo práctica e inconscientemente (con validez para su vida), o que lo haga reflexivamente (con validez para su conciencia). Debe colocar algo allí (psicológicamente no puede dejar de hacerlo), aunque sea la nada, aunque sea la tesis de que no existe ningún absoluto. Con razón se ha dicho de ateos fanáticos que adoran a su No-Dios.

k.Jaspers

Anuncios

El nombre más hermoso

Fuente imagen: www.patheos.com

 

Gracias Señor, el Dios escondido,

Porque de entre los nombres más hermosos, el tuyo es Amor;

porque lo Bello, Padre, eres Tú; porque no hay Verdad ni Sabiduría fuera de Ti;

porque te abajas y haces subir al hombre al monte más alto,

para que pueda contemplarte, verse con Tus propios Ojos.

Amado Amor, Amante, que desbordas y rebosas la copa del corazón.

Gracias Señor, el Dios revelado.

El mundo

Fuente: Flickr

 

¿Qué te ofreció el mundo? Confusión, pasiones podridas; dolor, sórdida solidez; sufrimiento, plena insatisfacción.

Te fascina, te seduce el abismo; te engaña, te miente el vacío; atemoriza y amedrenta usando tus temores más ocultos.

Prueba. Si tal es tu deseo.

Lo verás por ti mismo (si consigues escapar  vivo de él).

El Dios escondido ( fragmentos de la carta 41)

 

Dios está cerca de ti, está contigo, está en ti.

Hay en nosotros un espíritu sagrado, que observa y vigila nuestros actos buenos o malos; así como le tratamos, así nos trata el a nosotros. Ningún hombre es realmente virtuoso sin Dios; ¿acaso puede alguno sin ayuda sobreponerse a la fortuna? Él nos inspira acciones nobles y elevadas. En todo hombre virtuoso habita un dios (qué dios, eso no se sabe[1]).

Si ves un hombre impertérrito al peligro, inmune a las concupiscencias, feliz en la adversidad, tranquilo en medio de las tormentas […] ha descendido sobre él un poder que es del cielo y que estimula ese espíritu tan excelente y moderado que pasa junto a las cosas considerándolas poco importantes y se ríe de nuestros temores y deseos.

[…] así ocurre también con esa alma grande y santa, que enviada aquí abajo para que conozca más de cerca lo divino, está en nosotros, pero permanece en su origen.  Está pendiente de Él, en Él tiene puestas sus miras, y se esfuerza por regresar a Él, y está entre nosotros como un ser superior.

Pero la común locura lo vuelve difícil (el regresar a Dios y practicar el bien): nos arrastramos a los vicios los unos a los otros.

[1] Virgilio, Eneida.

e1ec0-loto5b15d

Flor de loto

Séneca, Cartas a Lucilio.

Uno

Rosetón. Fuente imagen: www.disfrutalisboa.com

 

Jesús les dijo: Cuando seáis capaces de hacer de dos cosas una, y de configurar lo interior con lo exterior, y lo exterior con lo interior, y lo de arriba con lo de abajo, y de reducir a la unidad lo masculino y lo femenino, de manera que el macho deje de ser macho y la hembra hembra; cuando hagáis ojos de un solo ojo y una mano en lugar de una mano y un pie en lugar de un pie y una imagen  en lugar de una imagen, entonces podréis entrar [en el Reino].

Evangelio (apócrifo) de Tomás.