Abandónate mejor

Fuente imagen: hijasdejesusbuenpastor.blogspot.com

Vanos, obscuros,  vacíos son los días

del que a su voluntad propia se entregare,

pues pasan raudos como río que corre,

no retornan;  los perdiere el alma mía.

 

Nido de vicio,  prisas,

uno tras otro, otros tras unos,

padeceres, sufrimientos,

dolores, desdichas.

 

Busca tu destino,

a la Voluntad del Creador;

abandónate mejor,

alegrará tu camino.